Así es cómo debes dar paso a una ambulancia en carreteraArtículo anterior
¿Pensando en comprar un coche de ocasión? Antes, preguntaArtículo siguiente
Actualidad

Claves para conducir vehículos de ocasión con viento

Artículo   0 Comentarios
Interlineado+- ATamaño de la fuente+- Imprimir este artículo
Claves para conducir vehículos de ocasión con viento

Conducir vehículos de ocasión con viento es, en muchas ocasiones, igual de peligroso que con lluvia. Este fenómeno es una amenaza invisible y complicada de prever. Por esta razón, cuando el viento alcance cifras superiores a los 70km/h conviene recordar una serie de recomendaciones de conducción. Toma nota y ponlas en práctica para favorecer la seguridad al volante de tu coche de segunda mano.

Consulta la dirección del viento

Averiguar la dirección del viento te permitirá reaccionar con mayor rapidez y acierto. Toma como referencia las mangas de viento situadas en autovías y autopistas o, en su defecto, los árboles para saber hacia dónde sopla.

En caso de que no tengas puntos de referencia para conocer esta información, tu coche de segunda mano te dará algunas pistas. Cuando notes que a tu vehículo le supone un mayor esfuerzo del habitual avanzar, significa que el viento sopla de frente. En el caso contrario, si percibes que el coche circula más ligero, significa que el aire empuja desde atrás.

No obstante, las situaciones mencionadas anteriormente no resultan tan arriesgadas. Lo verdaderamente peligroso es conducir vehículos de ocasión con viento racheado. En este caso, los cambios bruscos e inesperados de fuerza pueden comprometer seriamente la estabilidad del coche.

Menos velocidad y mayor firmeza

Una de las principales normas para circular con viento es reducir la velocidad. Esto le permitirá a tu coche de segunda mano tener un mejor agarre al pavimento. Además, conviene conducir en marchas cortas y sujetar con firmeza el volante, para aumentar la capacidad del control del coche. De esta forma, podrás evitar que los cambios repentinos de dirección o fuerza del viento supongan una maniobra peligrosa.

Precaución en los adelantamientos

A la hora de conducir vehículos de ocasión con viento es fundamental extremar el cuidado en los adelantamientos La influencia de este fenómeno sobre el coche variará notablemente poniendo en peligro su estabilidad. Si realizas un adelantamiento cuando el aire sopla de frente, recuerda que el coche se verá frenado, así que deberás tener en cuenta esta variable para calcular el tiempo que te llevará realizar la maniobra.

En caso de que el viento sople desde el costado derecho, en el momento de ponerte a la altura del coche adelantado el empuje desaparecerá, por lo que corres el riesgo de acercarte demasiado al otro vehículo. Una vez finalizada la maniobra, tu incorporación al carril derecho también puede verse dificultada por el viento. En caso de que el aire venga desde la izquierda, también puede empujarte sobre el coche que pretendes adelantar.

Evita coger el coche

En una situación de temporal o fuerte viento, lo más recomendable es evitar coger el coche en la medida de lo posible. No obstante, si el viaje en carretera es inevitable, sigue todos los consejos que te mencionamos anteriormente para favorecer tu seguridad al volante.

Artículo   0 Comentarios