Opel PACE habrá lanzado 8 nuevos modelos para 2020Artículo anterior
Citroën SpaceTourer Camper:  el camping car definitivoArtículo siguiente
Actualidad

Cuidados de un coche prestado

Artículo   0 Comentarios
Interlineado+- ATamaño de la fuente+- Imprimir este artículo
Cuidados de un coche prestado

En muchas ocasiones nos vemos obligados a conducir un coche que no es el nuestro, pero al que debemos tratar mejor si queremos que nos lo vuelvan a prestar. Parece algo de sentido común pero más de uno le ha dejado el coche a un amigo y se lo ha devuelto sin gasolina y con varios rascazos. Por ello, hoy os traemos algunas recomendaciones de los cuidados que debéis llevar a cabo cuando eres el afortunado al que le dejan un coche, aunque este sea un coche de ocasión.

Cuídalo como a un hijo

coche prestadoConduce relajado, evita maniobras bruscas y complicadas y no aceleres demasiado. Recuerda que sería muy incómodo que le llegara una multa a tu amigo. Además, en caso de accidente la cosa puede complicarse con el seguro, en función de la póliza que tenga.

Intenta no forzar ni revolucionar el motor, conduciendo de forma eficiente y cuidadosa. Ten mucho cuidado al aparcar y no utilices el “toque” para saber si has llegado al bordillo.

Mantenlo limpio

Intenta dejar el coche como lo has encontrado. No fumes en su interior, si el conductor habitual no es fumador, ya que el olor no se irá con facilidad y podrías quemar los asientos, además de ensuciar con las colillas. No tires papeles al suelo, ni comas en el interior. Si el préstamo es durante varios días sería ideal que le pegaras un buen lavado al vehículo para agradecer la amabilidad de tu amigo y/o familiar.

Déjalo como lo encontraste

Cada conductor tiene sus manías a la hora de conducir. Aunque sea necesario que mueves el asiento, el respaldo, los espejos y todos los elementos del coche intenta volver a colocarlos más o menos como los encontraste. Está claro que es imposible que recuerdes como estaba todo pero al menos que no sea un cambio muy radical que su restauración provoque mucha pérdida de tiempo al conductor habitual. También sería idóneo que no dejases el tanque vacío, un poco más de la gasolina que había será otro buen agradecimiento.

Aquí te dejamos algunos consejos que consideramos básicos y coherentes, son los cuidados que les daríamos a nuestro propio coche. Tampoco tienes que estar incómodo ni demasiado agobiado ni preocupado, intenta conducir como lo harías normalmente pero sin dejarte llevar por la rutina. Recuerda que un coche es un bien muy valioso y costoso y ha supuesto mucho esfuerzo conseguir para que por una tontería pierdas no sólo un coche sino también a un amigo.

Artículo   0 Comentarios

Mantenimiento y consejos

La agresividad al volante potencia los accidentes con víctimas

La agresividad al volante potencia los accidentes con víctimas   0

Numerosos conductores se esconden tras la armadura metálica de sus coches para dejar suelta la agresividad que llevan dentro. Insultos, amenazas e incluso peleas son algunas de las consecuencias de [...]