Consejos para evitar multas innecesariasArtículo anterior
Actualidad

Todo lo que necesitas saber sobre el mantenimiento de un coche eléctrico

Interlineado+- ATamaño de la fuente+- Imprimir este artículo
Todo lo que necesitas saber sobre el mantenimiento de un coche eléctrico
Artículos relacionados

¿Estás pensando en comprar un coche eléctrico? Las nuevas normativas apuestan por esta forma de movilidad y aunque la inversión inicial es bastante superior a la de un coche de combustión tradicional, el mantenimiento y los costes posteriores se reducen en gran medida. Antes de lanzarte recuerda echar un ojo a las diferentes ayudas y sopesar las distintas opciones, en función de los tipos de carga disponibles. En este post te hablamos de las principales características en el mantenimiento de un coche eléctrico.

Motores más sencillos

mantenimiento, mantenimiento coche, coche electrico, mantenimiento coche electrico

Los motores eléctricos tienen alrededor de un 60 % menos de componentes que los motores de combustión. Estos últimos son sistemas muy complejos, con miles de piezas expuestas a fricciones y cambios de temperatura. El paso del tiempo provoca que sean necesarios cambios en muchas piezas por el desgaste.

En un coche eléctrico no hay que hacer cambio de aceite ni de filtros de combustible, además no dispone de correa de distribución y tampoco tiene una caja de cambios convencional. Por lo que en líneas generales los gastos mecánicos disminuyen notablemente.

El mantenimiento de un motor eléctrico se reduce a una revisión del motor síncrono de imanes permanentes, que se realiza visualmente. Además, es muy importante revisar el aislamiento eléctrico de todos los cables y componentes. Este proceso se realiza con dispositivos especiales.

Lo más complejo para este tipo de coches es la batería, el elemento más importante y costoso. La mayoría de fabricantes ofrece una garantía de por vida pero te aconsejamos cuidarla y no abusar de las cargas rápidas.

Otros elementos que requieren mantenimiento

Entre ellos están algunos líquidos que habrá que revisar y sustituir, como el líquido refrigerante o el líquido limpiaparabrisas. También el filtro del habitáculo, que limpia el aire que viene del exterior, y que debe cambiarse anualmente.

Una desventaja frente a los coches de combustión es el desgaste de los neumáticos y amortiguadores. En los eléctricos es mayor, porque suelen pesar más y entregan todo el par de forma inmediata. Es muy importante revisar todos los componentes de la amortiguación cada 20.000 km aproximadamente.

Por el contrario, los frenos sufren menos en los coches eléctricos porque suelen contar con una frenada regenerativa y no recurrimos tanto a ellos.

Como te comentamos, el mantenimiento de un coche eléctrico es mucho más sencillo y menos costoso. Esto supone un ahorro anual importante, al que hay que añadir el ahorro de combustible. Antes de lanzarte a la compra de un coche de combustión baraja tus posibilidades y los beneficios de pasarte a una movilidad respetuosa.

0 Comentarios

No hay comentarios Este artículo todavía no contiene comentarios

Diculpa, este artículo no tiene comentarios.

Pero puedes ser el primero deja un comentario !

Solo usuarios registrados pueden realizar comentarios.

Actualidad

Consejos para evitar multas innecesarias

Consejos para evitar multas innecesarias   0

Exceso de velocidad, imprudencias al volante, o no llevar puesto el cinturón de seguridad son algunas de las infracciones más comunes y conocidas en la carretera. Pero, entre los conductores [...]