¿Estás pensando en un remolque para tu coche? Aquí tienes todas las respuestasArtículo anterior
Actualidad

2040, año clave para los coches eléctricos

Artículo   0 Comentarios
Interlineado+- ATamaño de la fuente+- Imprimir este artículo
2040, año clave para los coches eléctricos
Artículos relacionados

El sector del automóvil se ha visto marcado el pasado 21 de mayo por un antes y un después. Con la publicación en el BOE de la Ley 7/2021 de cambio climático y transición energética, se declara que a partir de 2040 solo podrán comprarse coches nuevos con cero emisiones de dióxido de carbono. El objetivo final de esta ley es que en el año 2050 se consiga un parque móvil de turismos y vehículos comerciales ligeros libres de emisiones directas de CO2. Es por ello que desde el año 2040 solo se podrán comprar coches eléctricos nuevos o de pila de hidrógeno. Esto deja fuera también a los coches híbridos enchufables, que no están exentos de emisiones directas a pesar de tener la etiqueta de Cero de la Dirección General de Tráfico.

¿Qué harán para alcanzarlo?

  • Plan MOVES III, que es la tercera edición de este plan que consiste en una serie de ayudas del estado para la compra de coches eléctricos, híbridos enchufables y coches de pila de hidrógeno
  • Fomento de la movilidad sostenible en poblaciones con más de 50.000 habitantes
  • Apoyarán los proyectos de I+D+i que favorezcan la expansión de este tipo de vehículos libres de emisiones.
  • Aumento de los puntos de carga. Podrían obligar a algunas gasolineras a contar con cargadores de hasta 150 kW de potencia.
  • Introducción en el Código Técnico de la Edificación que cualquier edificio nuevo debe contar cargadores para este tipo de vehículos.

¿Qué pasará con los coches de gasolina y diésel actuales?

La gran duda que surge a todo el mundo es ¿y tengo que comprarme un coche nuevo? La respuesta es todavía una incógnita. En primer lugar, los coches históricos podrán seguir circulando. Los demás, todavía no se sabe, pero parece poco probable que obliguen a retirar todos los coches de circulación que sean de gasolina o diésel, no al menos en un plazo corto de tiempo.

Este será un proceso paulatino de cambio que se irá implementando de manera progresiva, pero si algo está claro es que el mundo del automóvil como lo conocemos hoy en día está destinado a su desaparición dando paso a un modelo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Todavía hay muchas incógnitas al respecto de cómo se va a llevar a cabo pero si algo está claro es que en caso de no poder obligar a los conductores a cambiar de coche, se irán tomando medidas que les “fuercen” a adaptarse.

Artículo   0 Comentarios